Hombre de a pie

enero 7, 2010

¿POR QUÉ NO TE CALLAS?

Cuando veo que la violencia en Afganistán, Irak y Pakistán genera de forma continuada centenares de muertos, me acuerdo de las palabras del Rey de España a Hugo Chávez  ¿Por qué no te callas?

Frases como ésta o con el mismo significado se repiten a diario en la esfera política a escala mundial ¿por qué no os estáis quietos?

Siempre es el poderoso el que formula estas amenazas. Se las dice a al que quiere tener algo de poder, al que quiere que su opinión se tenga en cuenta, al que quiere recuperar la libertad, o librarse de fuerzas de ocupación militares o quitarse las cadenas de multinacionales extranjeras que le expolian sus recursos naturales.

Cuando Estados Unidos pide a Irán que no desarrolle armamento nuclear, le está diciendo ¿por qué no te estás quieto y aceptas que seamos unos pocos los que tengamos este tipo de armas?

Cuando China reprime las manifestaciones en favor de la libertad en El Tibet, le está diciendo a los tibetanos ¿por qué no os calláis? Aceptad que nosotros somos más fuertes. Aceptad que invadimos vuestras tierras y que nadie se va a atrever a devolveros la independencia.

Cuando Mohamed VI ha negado el pasaporte a Haidar, en realidad le estaba diciendo ¿por qué no te callas? No me revoluciones al personal en el Sahara. ¿No te das cuenta que estamos sacando provechosos beneficios de tu país?

Hay una lista interminable de manifestaciones de políticos, que desde el poder y la fuerza, dicen al más débil ¿por qué no te callas? ¿Por qué no te estás quieto? ¿Por qué no aceptas que yo soy el beneficiado?

El que hace estas manifestaciones se siente tan superior y está tan convencido de que el mundo debe seguir así, que las hace públicas sin el menor sentido de culpa. Fruto de este sentimiento de superioridad es el hecho de que muchas veces sus palabras son posteriores a abusos cometidos por esos mismos países que representan y ellos no sienten la mínima obligación de pedir perdón.

Estas manifestaciones van conformando un tipo de sociedad resignada que acepta estas amenazas a nivel personal. Vemos así que en Cataluña no ha habido una respuesta ciudadana para protestar por el robo de millones de euros por parte de políticos y hasta en algunos casos, la idea de que es bueno que haya beneficiados en una sociedad, ha llevado a colectas populares entre los ciudadanos para pagar las fianzas de estos ladrones confesos.

No hay tampoco una respuesta de los profesores ante conductas impropias por parte de alumnos y de padres de alumnos.


¿Qué se puede hacer frente a estas situaciones?

Pedir, exigir y reclamar, con un nuevo estilo. Peticiones que no vengan desde el poder sino desde la esperanza y que no pidan al otro que se esté quieto, sino que actúe de otra forma o en otra dirección.

Yo voy a formular una petición de esta segunda categoría. Mi petición va dirigida a los políticos del gobierno de España y a los de la oposición.

¿Por qué no os calláis?

No gastéis este nuevo año en discusiones y enfrentamientos personales. Poned límite de tiempo a las discusiones estériles en el Congreso. Ocupad vuestro tiempo en hacer algo que sirva para alcanzar una España de progreso con mejores ciudadanos. Si no sabéis hacerlo, marcharos.

¿Tiene usted algún POR QUÉ NO………para el mundo, dicho desde la esperanza?

Anuncios

3 comentarios »

  1. El comentario de hoy es muy certero, creo que el más certero que te he leído. Es una reflexión válida no sólo entre países, sino también entre personas. El poderoso se cree con derecho a imponerse al débil, porque para eso es poderoso. Es una tendencia natural difícil de corregir y al que no lo acepta le pasa lo que suele pasarle a los débiles (me se s´antendío?). Así es la vida.

    Comentario por Oyente — enero 7, 2010 @ 7:26 pm | Responder

  2. Poder y fuerza suelen asociarse a ‘sabiduría’, pero no siempre es más sabio quien más manda ni quien ejerce la fuerza, más bien al contrario. Por otro lado, también ‘el saber’ es relativo y cada cual tiene sus conocimientos, siquiera elementales, sobre su profesión, sus aficiones o las cosas que le apasionan. El “¿por qué no te callas?” puede interpretarse y explicarse de muchas maneras, pero la tuya no se me había ocurrido, gracias por esta nueva lectura o por este uso nuevo que tú le has atribuido. La cuestión sería si el ente pasivo de esa fuerza la ‘acepta’, porque está obligado a ‘soportarla’, pero me pregunto cuántos se rebelan e intentan cambiar la situación o, simplemente, la soportan con resignación. Quizá el grito de aliento debería dirigirse a ellos, para que, cívica y pacíficamente, exijan un trato mejor, un gobierno mejor o un estado social mejor.
    En cuanto a los profesores, la imagen que has añadido refleja perfectamente la situación actual, no tanto por la falta de respeto de los hijos (siempre ha habido cafres), sino por el respaldo absoluto al niño y el ataque al profesor. En ocasiones, cuando conoces a los padres, comprendes por qué son así los hijos y aún te sorprendes de que no sean peores. El adolescente está ‘superprotegido’, como una especie en extinción, se le promociona sin esfuerzo para que la sociedad no acumule ‘analfabetos’ sin currículum, se le gestionan recursos y planes de estudio para que tengan un mínimo de cualificación y se le rebajan los niveles mínimos exigibles para que, por lo menos, se saque el graduado. Esa tendencia a la baja, desgraciadamente, salpica a otros niveles y se rebaja también el listón de Bachillerato, pruebas de acceso a la universidad y estudios universitarios. Me preocupa y me asusta esta situación, porque, como dice un amigo mío, estos jóvenes tendrán que trabajar para sostener nuestras pensiones en el futuro: serán nuestros arquitectos, médicos o políticos. “Dios nos pille confesaos”, que dicen en mi pueblo.
    Un abrazo blogueros,
    Marta Pilar.

    Comentario por Marta Pilar — enero 8, 2010 @ 11:38 am | Responder

  3. […] Enero 7, 2010 ¿POR QUÉ NO TE CALLAS? […]

    Pingback por Indice entradas julio 2009 a enero 2010 « Hombre de a pie — enero 30, 2010 @ 7:09 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: