Hombre de a pie

mayo 20, 2010

OBEDIENCIA de PARTIDO y de VOTO

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 1:29 pm
Tags: , , , , , ,

La obligación de obedecer nos suena ahora a cosas del pasado. Todos recordamos textos como éstos:

“Casadas, estad sujetas a vuestros maridos”
“Hijos, obedeced a vuestros padres en todo”
“Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como hacen los que quieren agradar a los hombres, sino con el corazón sincero”


La mayor parte de la gente ve la obediencia como una imposición y desearía librarse de ésta y hacer lo que le viniera en gana, sin jefes, sin obligaciones y sin reglas. Sin embargo, para que un grupo de personas pueda funcionar se necesita una organización y una autoridad para la coordinación de las tareas y unas reglas que se deben cumplir para conseguir los objetivos que redundarán en beneficio del grupo.

Si pensamos que mandar es obligar y convencer, es cada vez más necesario que la obediencia se base en la educación, en el respeto y en la colaboración. Comunidades que participen mental y materialmente en la consecución de objetivos.

En este contexto resulta triste que mucha gente obedezca sin pensar o lo haga por intereses incluso aunque estén en contra de sus creencias. Algo así deben pasar con muchos de nuestros políticos cuando ante una votación cierran filas y votan en bloque lo que dictamina el partido. Si a esta cerrazón mental le añadimos la falta de una representatividad equilibrada en el contexto nacional debido a la aplicación de la Ley d’Hondt se comprende la pobre imagen de la política en la España de hoy.

Me viene a la memoria una canción del Frente de Juventudes de la época de Franco

“Prietas las filas,
recias, marciales,
nuestra escuadras van
cara al mañana
que nos promete
Patria, Justicia y Pan”


Canción Prietas las filas.mp3 (en minuto 1,38)


Si ustedes miran atentamente, a los votantes en el congreso descubrirán con toda seguridad en la expresión de sus caras, que interiormente se cantan esta canción para dejar de pensar a la hora de dar su voto para algo que no entienden o están en contra.

En Estados Unidos hemos visto como miembros del partido demócrata votaban en contra de la propuesta de Obama en favor de la sanidad pública.
¿Han visto ustedes algún diputado nacionalista, catalán o vasco, votar a favor de algo que no resultara claramente ventajoso para su comunidad respecto del resto de España? ¿Han visto algún diputado del PSOE votar algo propuesto por el PP o viceversa? Si lo han visto, guarden esa imagen que puede ser muy valiosa, ya que la próxima vez este votante no aparecerá en la foto.

Quizá lo más triste de esta obediencia de partido y de voto es que los políticos sin pensar y sin saber puedan seguir en el gobierno y que su ejemplo marque una sociedad en la que la práctica de cerrar filas y contar votos cuenta más que votar en conciencia.

El presidente Zapatero y sus mandos más próximos normalmente tienen un discurso vacío y lleno de frases llenas de ambigüedades y muchas veces de mentiras. Cuando hay que llenar este discurso con una información concreta, como ha ocurrido ahora con la crisis a instancias de la Comunidad Europea, estos políticos recurren a cientos de asesores para que les redacten eso que ellos no acaban de entender y repiten lo que estos técnicos les han redactado, al resto de los miembros del partido gobernante. El resto de los miembros del partido cantando para sus adentros

“Prietas las filas,
recias, marciales,
nuestra escuadras van
cara al mañana
que nos promete
Patria, Justicia y Pan”.

vota a favor de lo que sus jefes les dicen.
Seguro que usted se pregunta:¿Para qué quiero a estos políticos que no saben y no piensan, si yo canto mejor que ellos?

Anuncios

3 comentarios »

  1. Bueno… Después de estos últimos años creo que los políticos se han convertido no en políticos vocacionales, en busca de un mundo mejor, lleno de ilusiones y essperanzas, todo lo contrario, se han convertido en sectarios, partidistas, dónde lo único que importa es el sillón, ganar como sea.
    Parecen seguidores de un equipo de futbol, más bien hooligans, cuya única meta es ganar, olvidando el por qué existen los partidos, sus promesas… el por qué les pagamos…
    Creo que todos o al menos yo, miraba el futuro ilusionada, en que las luchas entre nosotros mismos desaparecería y nos dedicaríamos todos a intentar vivir todos juntos y cada vez mejor, pero… la realidad es otra muy diferente y nosotros, somos los que como siempre pagamos las consecuencías de las ansias de poder de estos mal llamados representantes del pueblo.

    Un gran saludo.

    Comentario por Anna — mayo 20, 2010 @ 3:18 pm | Responder

  2. Tenía un escrito al que todavía, en mi opinion, habia que darle otra vuelta antes de publicarlo, y tiene bastante relacion con el tuyo de hoy. Te lo envio una parte por si quieres hacer alguna aportacion mas.De cualquier forma a los corderos del parlamento deberiamos de quitarles la voz ya que no aportan nada a nivel personal. “Prietas las filas”-

    EL MANDO Y LA OBEDIENCIA

    ¿Qué decir del mando?
    Realmente es difícil hablar del mando sin personalizar en alguien, en alguna persona en concreto ya que para que exista tiene que haber alguien que lo ejerza.
    Para mí, y no tiene que ser un principio inmutable, las personas que mandan son las que no tienen autoridad. Es decir, el que tiene autoridad moral y en otros sentidos, dada por los demás, por la consideración que le tienen, no necesitan mandar.
    El que manda tiene una necesidad de sentirse superior, que los demás le obedezcan. Obedecer es hacer, en definitiva, algo obligado. Así pues, cuando el que manda ve que su orden es realizada con complacencia y agrado no le parece bien ya que el mando quiere que sus subordinados estén incómodos realizando las tareas y en eso basa su satisfacción primera.
    No me considero con autoridad suficiente para organizarles la vida a los demás.
    Los demás, sea por formación o por carácter, siempre están dispuestos a organizar la vida y disponer de los tiempos de los otros sin ningún tipo de delicadeza, lo que a mi, personalmente, me produce ciertos resquemores.
    Aquello de que no te metas donde nadie te llama es un poco el norte de mi vida. Cada cual es como es y no hay que estar jodiendo con nuestras cosas.
    Las cosas divertidas dejan de serlo cuando nos obligan a hacerlas.

    Comentario por Miguel — mayo 20, 2010 @ 7:08 pm | Responder

  3. Vaya, el tema de hoy es “calentito, calentito”; la cuestión de la obediencia de voto y de partido ya ha dado mucho que hablar y en consecuencia mucho se ha escrito sobre ello. En general la conclusión suele ser que para votar cantando lo de “prietas las filas” bastaba con ponderar en el congreso el voto de los partidos de acuerdo con los resultados electorales, y nos ahorrábamos un montón de dinero en sueldos. Resulta cuanto menos sorprendente por no decir irritante el comprobar la unanimidad de todos los miembros de cada partido que con libertad de criterio sería enormemente improbable que se produjera (la actualidad política de estos días nos proporciona numerosos ejemplos); pero todos sabemos, y muchas veces se ha dicho, que el pesebre tira mucho y por tanto hay que ser obedientes (Anna nos lo ha explicado muy bien).
    La otra vertiente de la cuestión, el “mando”, el que se concreta en una persona, lo ha tratado Miguel y aunque con algún aspecto sorprendente (lo de que el mando quiere que sus subordinados estén incómodos), me ha parecido interesante su visión. Y estoy absolutamente de acuerdo en que existe un determinado tipo de personajes o personajillos que necesitan sentirse superiores a los que jerárquicamente considera inferiores; son esos que se consideran a sí mismos “líderes” y que pueden llegar a der tremendamente peligrosos si por cualquier causa llegan a determinados puestos de relevancia. Pero conste que esta tipología no es exclusiva de los grandes jefes políticos pues gentes de esas características las podemos encontrar en el jefe de negociado de la oficina de correos de la esquina que aprovechará cualquier ocasión para demostrar ante quien sea que él es superior a sus ignorantes subordinados.
    En fin….que ya me he enredado escribiendo…. un saludo a todos.

    Comentario por Oyente — mayo 21, 2010 @ 6:16 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: