Hombre de a pie

septiembre 6, 2010

ATRAPADOS EN CUERPO Y ALMA

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 10:31 am
Tags: , ,

Era orgulloso, altivo y hablaba a los demás con desprecio. Esta actitud era el resultado de un sentimiento de superioridad profundamente arraigado en su mente. Cuando se miraba al espejo se veía agraciado físicamente y cuando miraba su entorno, se sentía plenamente apoyada por una familia rica e influyente. Después de esta primera vez que conocí a un individuo con estas características, he encontrado a mucha otra gente con una actitud semejante.

Cuando miro a mi alrededor veo un mundo variado. Gente de diferentes razas y colores, altos y bajos, gruesos y delegados, con una salud excelente o con problemas heredados genéticamente y con enfermedades resultado del lugar geográfico en el que se vive. Sociedades opulentas y familias ricas y países pobres castigados por la corrupción de gobiernos o escasez de recursos. Gente con una atención sanitaria gratuita y rodeada de los últimos adelantos en tecnología y gente en poblados míseros en países del tercer mundo, sin acceso al agua potable y sin letrinas limpias, incluso en las escuelas. Gente en el seno de familias felices o familias rotas o violentas.

Cuando nace un ser humano, se encarna en un cuerpo, en un lugar y en una familia y todas estas cosas determinan en gran medida su futuro. Hablamos de libertad, pero cuando ese cuerpo y ese entorno son miserables, ese ser se encuentra atrapado. Se nos dice que somos libres, pero el cuerpo y el entorno, en que nos hallamos inmersos, reducen enormemente esa libertad.

Cuando pienso en aquel estúpido, orgulloso y altivo, marcado por una educación clasista, trato de imaginarlo nacido en otro cuerpo y en otro lugar. Seguramente en otro cuerpo y entorno desearía un trato más fraterno de sus semejantes y una sociedad más justa e igualitaria.

¿Sería bueno en el campo de la educación hacer conscientes a los educandos de una “posible” reencarnación?

Anuncios

8 comentarios »

  1. Enhorabuena por el articulo,

    Te pongo una pequeña aportacion de Viktor Frankl, psiquiatra austriaco que mantuvo correspondencia con Freud y que sufrio en su propio cuerpo las penurias de los campos de concentracion alemanes.

    …….
    En una conferencia dictada en Chicago, titulada “Determinismo y humanismo” Frankl explica la sin razón de una afirmación de Freud. Sigmund Freud dijo una vez:

    “Trátese de exponer al hambre a un grupo de personas diversas y con el aumento de la necesidad apremiante de alimentos, todas las diferencias individuales se borrarán, y en su lugar aparecerán las manifestaciones de este instinto no gratificado”.

    Frankl comenta en base de su experiencia vivida en el campo de concentración. Dice así:

    “Lo que sucedió en realidad fue más bien todo lo contrario. En el campo de concentración la gente se volvió más diferenciada aún. Los cerdos se desenmascararon. Y también los santos. El hambre los descubrió. Esa hambre era la misma en un caso y en otro. Sin embargo, la gente se diferencia” (Frankl V., 1988:151)

    “Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias para decidir su propio camino–”.

    ……

    Comentario por Jose Ramon — septiembre 8, 2010 @ 1:12 pm | Responder

  2. Nadie puede elegir donde ha de nacer. Y si creo que el entorno, la familia y el lugar influye en la forma de pensar…hay muchas películas sobre eso, el “hombre” que lucha por cambiar su situación y no puede debido al ambiente que lo rodea..
    Muy buena entrada.

    Comentario por vangelisa — septiembre 8, 2010 @ 4:56 pm | Responder

  3. Como sabes todavia no creo en la reencarnacion y pienso que solo tenemos una vida, y cuando esta se acabe, como dice el refran “Muerto el perro acabó la rabia”, pero desde luego la vida de cada cual esta condenada a vivir en su entorno. No es lo mismo nacer en cuan de encajes que en un pesebre. Quizas de niño no se vean las diferencias, pero a medida que pasa el tiempo se sienten las carencias.
    saludos,

    Comentario por Miguel — septiembre 8, 2010 @ 8:37 pm | Responder

  4. Que duro invierno nos espera, hombre de a pie.
    Con tus acertadas reflexiones vas a conseguir agitarnos.
    Te seguiremos.
    Aunque de momento, en Cadiz, todavia en la playa, tengo que hacer un esfuerzo para engrasar la mente otra vez.

    Comentario por Salva — septiembre 8, 2010 @ 10:28 pm | Responder

  5. Felicidades por la reflexión. Lo extremecedor no es en donde nacemos, que marcara de alguna manera nuestra existencia. Lo aterrador, es que viviendo en la miseria, padeciendo en su propia carne, las mas terribles calamidades, el hambre, la esclavitud, las enfermedades, la guerra, los seres humanos, sigan reproduciendose en cautividad, porque esa manera de vida es pura esclavitud. Esa falta de reflexión, esa incapacidad para pensar, que “la vida miserable que a mi me tocó vivir, jamas se la reproducire en mi hijo”, y lo hacemos. A partir de ahi, todo es posible en el ser humano. Ah, y dentro de la inmensa riqueza, existe igualmente la vida miserable, ¿que puede existir mas miserable que la riqueza que uno posee con la muerte y la pobreza de los demas?

    Comentario por conchita lloria — septiembre 9, 2010 @ 7:26 am | Responder

  6. Sensacional artículo. Un saludo,
    Marta Pilar

    Comentario por Marta Pilar — septiembre 29, 2010 @ 8:06 am | Responder

  7. Muy buen artìculo !!

    El entorno, la educaciòn, pero tambièn los genes son importantes- la altivez de ese señor y de tantos otros no solo depende del lugar donde esta, es su caracter, su forma de ser, alomejor lo pones en un chabola y es un desgraciado en potencia, mala persona, – hay gente maravillosa viviendo en malas condiciones y que sacan a fuera su bondad y su gratitud ( aùn teniendo poco materialmente )
    Es un artìculo que nos hace pensar y reflexionar- Muchas gracias por compartirlo.

    Un saludo cordial.

    Aurora

    Comentario por Aurora — octubre 9, 2010 @ 10:19 am | Responder

  8. Me imagino que si esa persona que describes altiva pasara a ser lo contrario, se daria cuenta lo diminuta que fué en un mundo en el que és sencillamente uno más.Me encanta como tratas los temas y cuanta verdad hay en tus palabras.
    Un saludo

    Comentario por Mª. Teresa — noviembre 24, 2010 @ 8:00 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: