Hombre de a pie

septiembre 10, 2010

LA OVEJA PERDIDA

Filed under: Uncategorized — hombredeapie @ 3:33 pm
Tags: , , ,

El 29 de julio pasado, un avión de la compañía British Airways hace el recorrido Madrid – Londres. El vuelo ha salido con una hora de retraso. Un pasajero le hace saber a una azafata que una vez llegado al aeropuerto de Londres debe tomar otro avión de la misma compañía con destino a Singapur y que el intervalo de tiempo entre la llegada del avión a Londres y la salida del vuelo Londres – Singapur se ha reducido. La azafata hace las consultas pertinentes y le contesta que British Airways lo tiene en cuenta y que no habrá ningún problema.

Al llegar al aeropuerto de Heathrow, un grupo de pasajeros muestra cierta prisa por salir del avión. Son pasajeros que también deben tomar el vuelo Londres – Singapur. Queda media hora. Las azafatas y el personal del avión no ofrecen ninguna ayuda y se limitan a decir el número de la puerta de embarque. Un grupo de siete personas corre por los pasillos del aeropuerto y llega a la puerta de embarque diez minutos antes de la salida del avión, pero se les niega subir al mismo. Sus billetes han sido vendidos.

Reclamaciones y quejas en la oficina de British Airways del aeropuerto de Heathrow no sirven para que estos siete pasajeros continúen su ruta a Singapur esa misma tarde. No tienen la culpa del retraso del avión Madrid – Londres pero sufren las consecuencias y como única solución se les da cena y alojamiento para esa noche en un hotel y billetes para completar su viaje a Singapur al día siguiente.

Recuerdo que ante la emergencia los siete pasajeros se comportaron como grupo unido ante un problema de supervivencia y ese grupo estaba sentado en el hotel y en sus caras se reflejaba tristeza y frustración. Se miraban entre ellos con una expresión en sus rostros que recordaba al de OVEJAS PERDIDAS a las que les que les ha faltado un Buen Pastor que les ayudara y les devolviera junto al resto del rebaño que estaba ahora volando con rumbo a Singapur.

Es triste pero ese sentimiento de impotencia que sintieron estos siete pasjero de British Airways, se siente a menudo en esta sociedad que avanza muchas veces como una máquina “sin mirar a la persona”,

Anuncios

3 comentarios »

  1. Muy “subjetiva” tu conclusion del ultimo parrafo.
    Creo que todo funcionó como mejor se podia (dadas las circunstancias) mirando a las personas. Alojados en un hotel y con vuelo al dia siguiente. Te garantizo que pasan cosas mucho peores. Pero no es la maquina contra la persona. Es el modelo de vida actual ( con sus ventajas para las personas ) y a veces las consecuencias, menores, de sus fallos.
    PD A lo mejor se me nota que he trabajado 40 años en una linea aerea, trtando de resolver problemas y de tratar lo mejor posible a las personas.

    Comentario por Salva — septiembre 16, 2010 @ 2:38 pm | Responder

  2. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

    Trackback por Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya — septiembre 18, 2010 @ 5:47 pm | Responder

  3. Ambos habéis enfocado la situación desde distintos lados del espejo y ambos puntos se complementan: la compañía, la empresa, quien toma las decisiones, hace lo que buenamente puede, dispone los medios a su alcance cuando el daño es irreparable (como las indemnizaciones, que nunca reparan ni corrigen el error, ni siquiera mitigan la angustia, pero parece que con ellas el ‘causante’ también pierde algo y se intenta equilibrar la balanza de pérdidas, que, obviamente, no puede equipararse); de otro lado, por mucho que se haga, por mucho que quien manda ponga todos sus medios al alcance de los demás para solucionar el problema, el usuario/pasajero/ciudadano sufre las consecuencias, que pueden ser más o menos graves, pero, como mínimo, son incómodas o trastocan sus planes,como en este caso. No es comparable perder un avión y disponer de otro al día siguiente con alojamiento incluido con perder a un ser querido y que intenten calmar con un puñado de euros, pero la sensación de que algo ha ido mal por razones ajenas a ti y que tú prevías que podía pasar te deja con cara de ‘oveja perdida’, de ser incomprendido, de advertir algo y que nadie te haga caso, de haber gritado en un desierto de sordos que miran para otro lado mientras tú te pierdes o pierdes lo que querías. Un saludo a los dos y no dejéis de escribir,
    MP.

    Comentario por Marta Pilar — septiembre 29, 2010 @ 8:16 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: