Hombre de a pie

septiembre 21, 2010

LA FORMACIÓN CONTINUA DEL PROFESORADO

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 5:12 pm
Tags: , , , , , ,

La formación continua es cada vez más necesaria en la sociedad actual. Unas décadas atrás cualquier trabajador permanecía en el mismo puesto durante toda su vida y el trabajo a desarrollar no sufría cambios en cuanto a su complejidad o dificultad para realizarlo y por ello no se sentía como necesaria una formación continua.

En la época actual un trabajador normalmente cambia de puesto de trabajo varias veces a lo largo de su vida laboral e incluso si permanece en el mismo puesto tiene que hacer frente a temas variados y en muchos casos de complejidad mayor que los trabajos que realizó en un principio.

En la empresa privada la actualización de la formación y el control de competencias y productividad en la labor desarrollada por los trabajadores se lleva a cabo cada vez de forma más regular. Un fallo de un empleado en la sección de ventas de unos grandes almacenes, por ejemplo, puede ocasionar una disminución en la facturación de la sección correspondiente y por ello formación y control de la función a desarrollar, se lleva a cabo de forma continua para el éxito de la empresa.

En el caso de profesores de institutos, colegios y universidad, esta formación y este control por evaluadores externos profesionales no existe y aunque en general la labor de este colectivo es buena, se puede decir que en algunos casos algún profesor “no vendería un caramelo en la puerta de un colegio”.

No es frecuente que un profesor asista a clase de otro profesor de la misma asignatura para aprender tácticas y metodologías o que permita que algún profesor entre en sus clases para poder corregirle defectos en la manera de enseñar o sugerirle estrategias para mejorar la docencia. Nadie les enseña a enseñar.

Los procesos de formación y evaluación se llevan a cabo en muchos países extranjeros en el campo de la docencia en instituciones tanto públicas como privadas y sería muy conveniente que fueran implantados en España.

La asistencia a cursos y seminarios encaminados a mejorar la docencia de los profesores podría tener lugar durante parte del tiempo del mes de Julio en el que no tienen clases que impartir. La formación en nuevas estrategias y nuevas tecnologías para la enseñanza y la preparación del nuevo curso, no de forma aislada como se hace ahora, sino de forma coordinada, repercutiría de forma beneficiosa sobre los profesores y alumnos. Los profesores se enriquecerían con el intercambio de experiencias y conocimientos y los alumnos obtendrían una mejor formación.

Anuncios

7 comentarios »

  1. Hola hombre de a pie
    Renovarse o morir… 🙂
    Aunque pienso que los mejores maestros o profes, son aqull@s que escogieron su profesión por vocación.
    L@s otr@s, es@s que no tenían claro que carrera elegir y que por una nota en selectividad que les daba la opción de sacarse esa carrera la eligieron sin ton ni son; para es@s solo será un “curro” como otro cualquiera,y no serán buenos maestr@s/profes. No entenderán al alumn@…

    Comentario por vangelisa — septiembre 24, 2010 @ 8:03 am | Responder

  2. No es cuestión de reciclarse, es absurdo esperar que un profesor sea buen docente, gran investigador y ademas, con cargos administrativos en el Departamento, ¿existe ese profesor “superman”?

    Comentario por fer — septiembre 25, 2010 @ 9:38 pm | Responder

    • No es absurdo esperar que un profesor sea un buen docente, lo absurdo sería esperar que no lo fuera.
      ¿Nos gustaría que el médico que nos opera y que es además un brillante investigador y jefe de servicio fuera un mal cirujano?
      En la docencia el alumno es el que está en la mesa de operaciones y es el que sufre las bajas cualidades del profesor como docente.

      Comentario por hombredeapie — septiembre 26, 2010 @ 7:27 am | Responder

  3. Lo cierto es que hay profes que no saben ni donde tienen la cara! solo hacen su “trabajo”, ósea dan su clase y punto. Es “normal”, cada cual tiene su vida y su familia y cuando acaba su día de trabajo se va a su casa y no se va a llevar los problemas del alumn@ a casa, pero es que para ser profe hay que tener vocación!
    Los alumnos según la edad que tengan tienen distintas necesidades. El buen profe siempre tendrá buen@s alumn@s.

    Comentario por vangelisa — septiembre 26, 2010 @ 9:41 am | Responder

  4. ¿Existe ese jefe de servicio, gran cirujano, que dedique horas a preparse las clases teóricas, lo haga con claridad y proximidad al alumno y además de dirigir interesantes temas de investigacióna puede tener cargos administrativo en su Departamento docente? Me encantaria conocerle. O ¿Cuantas horas dedica a preparar las clases ese gran asesosor fiscal, que en una tarde de ejercicio privado gana más que en un mes dando clase? O ¿Cuantas horas dedica a prepararla docencia ese arquitecto que en un proyecto privado gana más que en un mes de Universidad? No creo, hombre de a pie, que existe ese super profesor docente- investigador y administrativo a la vez.

    Comentario por fer — septiembre 26, 2010 @ 2:28 pm | Responder

  5. Tal vez no exista ese súper profe, pues la vida no es solo trabajar, pero si el profe en cuestión tiene vocación para enseñar, será un buen docente…a menos que todo en esta vida se haga para ganar dinero y cuanto más mejor.
    ¿Para qué o por qué se eligen distintas carreras, por vocación o para ganar dinero?
    Al final es como siempre una simple cuestión económica; tod@s queremos la mejor tajada con el menor esfuerzo posible y sin calentamientos de coco.

    Comentario por vangelisa — septiembre 26, 2010 @ 6:54 pm | Responder

  6. Tanto si existe o no el profesor ’10’, como si se puede ser buen investigador y prepararse las clases (aunque te lleve mucho tiempo), el tema del artículo se ha enfocado hacia la mejora del profesorado, pero la formación contínua, por desgracia, en el ámbito educativo y, en general, en el funcionariado (a diferencia de la empresa privada) cumple una función ‘habilitadora’, de mera acumulación de titulitos de cursillos, seminarios, congresos y jornadas para poder sumar puntos que te den trienios,sexenios o, cuando aún eres interino, para redondear un poco la parte de concurso de méritos y tratar de sacar una oposición, o para tener más posibilidades en el concurso de traslados. Ese es el problema, que quien va a un curso de formación permanente no quiere reciclarse, de hecho, va con la idea de que no puede aprender nada nuevo (salvo cursos de programas informáticos o de manejo de ciertas técnicas nuevas), en el resto de los casos va por los puntos o por el beneficio administrativo-económico que pueda sacarle. Para mí eso es lo triste. Personalmente he acudido a muchos cursos de formación, algunos por verdadero interés y otro, porque constituían la vía fácil para ampliar el currículum y, aunque me sentía mal, me resultaba peor darme cuenta de que todos íbamos a lo mismo. Debería motivarse más al personal y concienciar del interés de esos cursos, aunque algunos también es cierto que los montan cuatro amiguetes y verdaderamente son cursos que no sirven para nada.Un saludo a todos,
    MP.

    Comentario por Marta Pilar — septiembre 29, 2010 @ 8:42 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: