Hombre de a pie

octubre 13, 2010

EL COPAGO EN LA SANIDAD PÚBLICA

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 6:58 am
Tags: , , , , ,

Hace unos pocos días en la oficina de recepción de un ambulatorio de la Seguridad Social había dos señoritas de la administración que comentaban con enfado la falta de responsabilidad de la gente. Había 20 pacientes que habían pedido cita para una analítica y solamente 2 habían acudido al ambulatorio. No hay derecho, decían, que no se pueda hacer nada frente a estos hechos.

Esta falta de responsabilidad y conciencia social de los españoles frente a una sanidad gratuita se pone igualmente de manifiesto en la asistencia en los hospitales.

En la actualidad a los pacientes que han sido atendidos en los hospitales se les envía una factura sombra que informa del coste real que ha supuesto la atención sanitaria recibida. Con ello se trata de informar y concienciar a la gente del valor de la sanidad.

Yo creo que otra forma más efectiva de concienciar y hacer responsable a la gente para una utilización más responsable y razonable de la sanidad pública es el copago. Si los 20 solicitantes de una analítica hubieran tenido que pagar una cantidad simbólica de 5 euros al pedirla, seguramente no habrían dejado de ir al ambulatorio 18 de ellos como ocurrió aquel día. La ministra de Sanidad dice que tiene “dudas lo suficientemente amplias” para no adoptar dicha medida, pero yo creo que lo que tiene es miedo a perder votos.

Si cuando se acude a urgencias en un hospital sin motivo de urgencia, estando citados para una consulta médica unas semanas más tarde, se pagara una cantidad mayor, la utilización de este servicio se haría de forma más racional y la sanidad mejoraría reduciendo tiempos de espera.

Ningún gobierno quiere tomar esta medida por su efecto antipopular, pero es necesaria. Si no lo hace el gobierno actual como una medida más para hacer frente a la crisis, otro gobierno posterior puede plantear la privatización de la sanidad.

¿Qué hacer en casos de abuso y mal uso de la sanidad?

Había sido operado de corazón, era obeso y fumaba. Los médicos le indicaron que debía reducir peso y dejar de fumar. El siguió comiendo muchísimo y fumando. ¿Sería razonable que si volviera a un hospital pagara el 50% del coste de la nueva atención? ¿Es mejor que el resto de los españoles paguemos el 100% de la asistencia a ese ciudadano irresponsable?

Anuncios

10 comentarios »

  1. Enfermo de cancer de pulmón, con tratamientos última generación y siguio fumando hasta el dia de su muerte. Lo sabia su familia que lo cuidaba, y lo sabiamos amigos y todos eramos absolutamente conscientes del gasto tan inmenso que se realiza, y lo poco consciente que es el enfermo, porque deciamos, el enfermo puede no querer dejar de fumar, pero que no realice ya esos tratamientos, si se quiere morir, que fume, pero que no intente curarse solo gastando dinero. Se murio, y pienso, en nuestra grandeza de sistema sanitario, tan orgullosos deberiamos de estar, es en este capitulo, en donde me siento orgullosa de verdad de mi pais. No se arregla pagando, no se arregla castigando ni multando, solo se arregla concienciando a la gente de que posee un tesoro, que no puede dejar que se lo arrebaten, ni las empresas privadas, ni los laboratorios farmaceuticos ni los ciudadanos que no saben hacer buen uso, de unos servicios y de una calidad maxima, aunque una parte de la sociedad ambiciosa le quiere dar un buen mordico, para comerse ellos el pastel

    Comentario por conchita lloria — octubre 13, 2010 @ 9:55 pm | Responder

    • Quería responder el comentario de Conchita. Todos hemos oido: “comamos y bebamos que MAÑANA moriremos”. Pues bien, en el caso de nuestra sanidad y nuestra España, si comemos y bebemos de ellas sin ningún control, la muerte de la sanidad y de nuestro país se puede adelantar a HOY.

      Comentario por hombredeapie — octubre 14, 2010 @ 10:32 am | Responder

  2. Yo estoy de acuerdo con el hombre de a pie; el problema es similar a del tráfico, las multas no lo arreglan pero si no las hubiera sería peor; por eso pienso que algún tipo de sanción debe tener el uso irresposable de algo tan necesario, pero tan caro. La gente tiende a no valorar debidamente aquello que es aparentemente gratuito.

    Comentario por Oyente — octubre 14, 2010 @ 7:22 am | Responder

  3. Estoy de acuerdo en un copago simbólico, incluso que se pague en el momento de acudir a urgencias y luego puedas solicitar la devolución de lo pagado si realmente la situación era urgente.
    En Italia cuando acudes a Urgencias pagas 50 € (si no los pagas en ese momento) te lo reclaman posteriormente.
    Creo que tenemos que valorar más la buena sanidad que tenemos, evitar el abuso y de esta forma se mejorará la atención y se dispondrá de forma más racional de los recursos sanitarios.

    Comentario por Amalia — octubre 14, 2010 @ 8:05 am | Responder

  4. Bom dia,

    Estoy muy de acuerdo con el copago simbolico en la sanidad publica (pero solo simbolico y disuasorio de utilizacion inadecuada de servicios medicos).

    En cuanto a valorar la conveniencia o no de atender a una persona en funcion de sus habitos me parece muy peligroso y abriria las puertas a situaciones aberrantes. Llevaria por ejemplo a pensar que no debemos atender (o que no deberiamos pagar) a uno que ya tiene 4 intentos de suicidios, porque atenderle en el 5º intento de suicidio?, y si es muy caro salvarle la vida esta vez?, porque gastarnos el dinero con el?.

    Pienso que el fundamento de esta actuacion para con el paciente se basa en que la vida no es solo un derecho del individuo sino tambien un bien indiscutible para la sociedad. Es decir que la sociedad ha optado porque la vida de esa persona es importantisima aun cuando el se empeñe en destruirla. Por esta razon no existe un derecho al suicidio.

    Comentario por Jose Ramon — octubre 14, 2010 @ 12:54 pm | Responder

    • En respuesta a José Ramón, quería decir que es cierto que cada vez que tomamos una decisión o una medida, incluso en el caso de que haya sido muy pensada y sea para mejorar algo, no está exenta de problemas. Creo sin embargo,que hay que tomar medidas y aplicar las correspondientes excepciones o subsanar los posibles efectos indeseados. Se ha dicho, que si esperáramos a hacer algo hasta que fuera perfecto, nunca haríamos nada.

      Comentario por hombredeapie — octubre 14, 2010 @ 2:24 pm | Responder

  5. Ojo que la causa del problema que da lugar a la reflexión podría ser otra. Habría que ver con cuanto tiempo de antelación se citó a esas personas para la analítica.

    El año pasado el pediatra de nuestro centro de salud se preocupó por el bajo peso de nuestro hijo pequeño y pidió una analítica en el hospital de referencia. Nos dieron cita para SEIS MESES después. Pasado un mes nos dimos cuenta que la preocupación del pediatra era excesiva; el niño engordaba a su ritmo y dentro de su curva de crecimiento. Y lógicamente no acudimos a la cita analítica el día indicado. Demoras similares hemos padecido con las analíticas de alérgenos de nuestros hijos mayores, a las que si hemos acudido (pese a que no es fácil acordarse 6 meses después de que tienes que pasar por el médico por el tema aquél).

    Es probable que de esas 20 personas, buena parte reaccionaran de la misma forma que hice yo con mi cita. Y, poniéndonos en lo peor, alguno se habrá quedado por el camino.

    Sólo faltaría ahora que yo tenga que pagar una multa por una demora causada por el mal funcionamiento de la sanidad pública.

    Comentario por C. Sanchis Ibor — octubre 15, 2010 @ 12:17 pm | Responder

  6. En respuesta al comentario de Sanchis Ibor decir que entiendo que cuando la cita es a largo plazo uno puede olvidarla. Solamente recordar que por ejemplo cuando uno paga un billete para unas vacaciones con seis meses de anticipación no se olvida de irse de vacaciones el día señalado y en el caso de tener un problema y no poder ir lo avisa con tiempo para que se le devuelva parte del dinero. Cuando las cosas nos cuestan algo se olvidan con más dificultad

    Comentario por hombredeapie — octubre 15, 2010 @ 7:39 pm | Responder

  7. Es dificil retirar los malos habitos, pero mas dificil resultara, si no reconocemos la causa que los originó. Cuando solo respondemos al castigo, a la multa, al copago, es porque no estamos educados. Las personas, a traves de la educación que te permite entender y comprender lo que es un bien comun, lo que significa vivir en comunidad, y cuidar lo que es de todos, digo, los que han sido educados por los que saben educar, que no todos lo saben hacer, esos no necesitan ningun tipo de castigo ni de amenaza.
    El copago, solo beneficia a los ricos, porque a los ricos les importa muy poco pagar, no significa ningun tipo de castigo. Es lo mismo que con las multas, al que tiene dinero, las paga y de nuevo incumple las normas de trafico. Solo al quitarle el carnet, le intimida. Este no es el camino, es solo, para los que no saben educar y no confian en los efectos de la educación.Solo obedecen con la imposición.

    Comentario por conchita lloria — octubre 17, 2010 @ 10:32 pm | Responder

  8. Es intolerable, increible y ofensivo que un señor con tres apartamentos, un par de caballos y avión privado, no pague medicinas por tener 65 años de edad.

    Comentario por fer — octubre 19, 2010 @ 9:08 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: