Hombre de a pie

diciembre 4, 2010

LOS INTERESES CREADOS

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 9:56 am
Tags: , , , ,

La conciencia de lo que es justo varía según el individuo y no depende por supuesto de la afiliación de la persona a un partido político. Es curioso que el sentido de justicia que uno espera de determinadas personas, por el papel que desempeñan en la esfera política, sea muchas veces desalentador.

En el pleno del Parlamento europeo, la mayoría de los diputados condenaron la actuación de Marruecos en los campamentos del Sahara y la negativa a la entrada de periodistas y observadores internacionales. En cambio el ministro de Asuntos Exteriores marroquí insistió en que el desmantelamiento del campamento de protesta en las afueras de El Aaiún se realizó de manera “pacífica” y que “no hubo muertos civiles” contrariamente a las denuncias de Human Rigths Watch y Amnistía Internacional.
En el Congreso de los diputados en España todos los partidos condenaron igualmente los abusos. Sin embargo el acuerdo solamente fue posible gracias a que IU-ICV aceptara un texto alternativo del PSOE en el que se omitía una condena expresa a Marruecos.

El gobierno de nuestra nación, se diría que tiene miedo de denunciar lo que una mayoría cree que es una injusticia. Su actuación es distinta con el amigo, el enemigo o el indiferente.

A pesar de toda esta cautela del gobierno de España, el gobierno de Marruecos se siente tan molesto que advierte que reexaminará el conjunto de las relaciones entre los dos países.


Como clara postura de no condena de las injusticias cuando se trata de un amigo, son las declaraciones del presidente del Senado, el socialista alavés Javier Rojo, que ha dicho que ante la decisión de Rabat hay que responder con ” moderación, responsabilidad e inteligencia ” pues Marruecos es “un país amigo” con el que “tenemos intereses comunes” y también “hay que tener en cuenta su situación geográfica”. Miedo en el fondo a un boicot a las empresas españolas en Marruecos. Soy justo cuando no me siento perjudicado, esa es la triste realidad.

Es difícil denunciar las injusticias sin mirar quién las comete. Todos somos más duros con la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.
“Los intereses creados” de Jacinto Benavente, es una buena imagen del cambio de criterio cuando hay intereses por medio.

Anuncios

4 comentarios »

  1. esto es lo que nos pasa por dejar que nos gobiernen una pandilla de cobardes y lo malo es que la alternativa no es nada esperanzadora

    Comentario por pepe — diciembre 4, 2010 @ 2:11 pm | Responder

  2. Pepe, como siempre de todo la culpa la tiene Zapatero. !Que mala memoria tienes!, Esos territorios, como Sidi Ifni y otros africanos se abandonaron de mala forma en tiempos del Abuelo Paco, gran estadista y democrata. De aquellos polvos llegan estos lodos. Preguntate por que no se cumplen las resoluciones de las Naciones Unidas. Cuando sepas la respuesta me lo dices.

    Comentario por Miguel — diciembre 4, 2010 @ 3:15 pm | Responder

  3. Efectivamente estamos ante un tema de los que provocan comentarios en todos los sentidos. Está claro que el sentido de la justicia depende mucho si su aplicación me va a reportar beneficios o perjuicios; esto ocurre a nivel individual con personas que, según sea el rango del infractor, se actúa con más o menos rigor (personas de las que la sabiduría popular dice que según sea el santo se hace la fiesta)y si esto pasa a nivel personal que no pasará en las relaciones internacionales con fuertes intereses de por medio. Un buen ejemplo de lo que digo lo podemos encontrar en los comentarios de los lectores en los periódicos que estos días tratan la última “hazaña” de los controladores aéreos. Mucha gente trata de cobarde al actual gobierno olvidando que este colectivo consiguió sus mayores privilegios en etapas anteriores con gobiernos de otro signo, en fin…… es un tema que da para discutir mucho rato, pero de lo que no me cabe ninguna duda es que la ética considerada de un modo abstracto está muy clara, pero cuando sus principios los aplicamos a situaciones concretas que nos afectan no es fácil evitar ese factor de influencia que provocan efectivamente los intereses creados.

    Comentario por Oyente — diciembre 4, 2010 @ 6:55 pm | Responder

  4. Muy interesantes tanto el artículo como las reflexiones. Personalmente me siento descontento con muchas de las actuaciones del gobierno. Quizá porque yo deposité mi voto y me esperanza en este gobierno. Lo que me parece increíble son los bandazos de la gente que observo a mi alrededor. En el sentimiento populista subyace lo siguiente: “Como el gobierno está lleno de cobardes, chorizos, mentirosos e ineptos y nos ha llevado a la ruina, vamos a votar al PP. Con Aznar todo iba bien”. Como dice Miguel, opino que mucha gente tiene mala memoria. En el caso concreto de la actuación de Marruecos, me siento molesto y defraudado por una condena a medias que ha llegado de forma tardía. De lo que no me cabe ninguna duda, es de que si hubiera estado la oposición en el gobierno, lo más probable es que se hubieran puesto incluso a favor de Marruecos. Bueno, no. Pero este “no” viene condicionado a las actuaciones tomadas por el gobierno de Marruecos con los periodistas españoles, que no lo olvidemos, constituyen un poder fáctico de nuestro tiempo. Preocuparse por estos “molestos temas” no forma parte de los intereses de la derecha. En el mejor de los casos la actuación de Marruecos habría pasado desapercibida como tantas otras cosas molestas lo hicieron con el PP. Por citar algún ejemplo, diré que escuché tan solo una alusión de 3 minutos en un telediario en relación a la matanza perpetrada por el ejército ruso en el pueblo checheno de Gheki-Chu el 15 de febrero de 2000 empleando para ello armas ilegales como bombas de racimo. Me sorprendió terriblemente que ningún miembro del gobierno condenara ni este incidente ni ningún otro de la guerra de chechenia promovido por un país que tenía y sigue teniendo embajada en España. Cualquiera puede informarse todo lo que quiera sobre la infinidad de crímenes e injusticias que ocurrieron y acontecen actualmente. Mi pesar reside en que un gobierno de izquierdas pase por alto, sea por el motivo que sea, acciones como esta. Pretender que un gobierno de derechas tenga en cuenta alguna acción de este tipo y la condene por justicia moral es simplemente ingenuo, utópico e irreal.

    La derecha no tiene conciencia social de su entorno si no hay un interés directo de primer orden, y mucho menos se compromete con una justicia moral que no le atañe directamente. El de derechas que opine que sí, no es de derechas. El que se crea que sí, es un ingenuo. La derecha es la búsqueda del bienestar individual o de colectivos minoritarios y fomenta la desigualdad social. La derecha siempre ha favorecido y va a favorecer al poder, sea cual sea su forma, no al desheredado.

    Si como idealista de izquierdas veo situaciones o conductas que no me cuadran, mi pretensión es buscar otras alternativas dentro de mis convicciones políticas de izquierdas. En ningún caso, pienso ceder mi voto a ningún partido de derechas. Además, es curioso observar como el PP, en tiempos de desencanto con el gobierno, se proclama como abanderado de las políticas sociales de este país. No sé si echarme a reir o a llorar.

    Cuando surge este debate, a menudo alguien suele decir que “ya no existe la izquierda ni la derecha” ¡Qué afirmación más atrevida y qué equivocación más atroz! Cuando profundizo un poco, me suelen atacar con que no vivo en austeridad cristiana ergo no soy una persona de izquierdas. Mi pretensión no es vivir fuera de mi tiempo ni de mi sociedad. No tengo la fuerza de voluntad diogénica necesaria para vivir en una tinaja y rechazar todo lo superfluo. Tampoco soy Carl Marx ni pretendo que lo sea nadie. Pero de lo que sí que soy capaz es de apretarme el cinturón todo lo necesario y más, con el fin de que todos mis congéneres o el mayor número posible disfrute por lo menos de los mismos privilegios de los que disfruto yo. Esto mismo le exijo a un gobierno de izquierdas de nuestro tiempo. Con nuestros anhelos de otro tipo de gobierno no inventamos nada nuevo, personalmente mis exigencias, en primera instancia, se centran en un gobierno basado en la honradez (aquí incluyo la transparencia), la defensa de la libertad y la justicia. Requisitos indispensables sobre los cuales se debe sustentar la eficiencia en la gestión y una planificación económica estratégica que desemboque en el crecimiento del conjunto de la sociedad no de un solo sector.

    Comentario por Javio — diciembre 5, 2010 @ 5:22 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: