Hombre de a pie

noviembre 25, 2010

EL ABRAZO DE DOS CUERPOS DESNUDOS

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 7:33 am
Tags: , , , , ,

Pensamos los hombres, que no hay nada más maravilloso que la unión con la mujer amada. El abrazo de dos cuerpos desnudos.

Ese abrazo es una mezcla de amor y pasión en la que te sientes transportado a un paraíso de felicidad, un instante sagrado que te gustaría detener.

¿Hay algo que pueda superar ese abrazo de los dos cuerpos desnudos? Creo que si.

Decimos cuerpos desnudos, pero la verdad es que hombre y mujer no llegan a desnudarse completamente. Cada uno esconde ante el otro, no ya parte de su cuerpo físico, sino parte de su ser.

Cuando el amor perdura a lo largo de los años, las corazas y capas protectoras van cayendo. Se conoce al otro en profundidad. Se le admira por la infinidad de valores que se han descubierto con el tiempo, pero también se conocen sus debilidades, sus miedos, su timidez, su inseguridad. Creo que son estas últimas características las que cambian la relación con el otro. Al principio “lo quieres”, con la madurez “lo amas”. El “querer” tiene bastante de logro, triunfo y posesión, el “amar” tiene más de admiración íntegra y aceptación.

Los abrazos de cuerpos, se transforman con amor y tiempo en abrazos de cuerpos y almas.

Cuando personalmente se experimenta la maravilla de estos abrazos, uno reconoce que debería haberse desnudado antes de las corazas con las que se protegía.

noviembre 7, 2010

LA RELATIVIDAD DE LA POBREZA Y FELICIDAD

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 3:53 pm
Tags: , , , , ,

Se dice que pobre no es el que no tiene nada sino el que conoce a un rico

Recuerdo hace muchos años una mujer que vivía en las montañas en un lugar muy alejado del pueblo más cercano. Vivía feliz con su marido y sus hijos y como alarde de posesión mostraba un corral con gallinas, conejos y unas cabritas. Tenía todo lo que podía desear. Como nosotros diríamos: salud, dinero y amor.

¿Es relativa la pobreza? ¿Ocurre lo mismo con la felicidad? ¿Se puede ser feliz de forma independiente y sin necesidad de compararse con los demás?

La verdad es que no siempre en el mundo actual, el mundo de la comunicación en que vivimos, podremos librarnos de la comparación para marcar nuestro nivel de riqueza y felicidad.

Los niños son presionados a veces para ser los primeros de su clase en notas o en deporte y algunos se sienten verdadera frustración cuando no lo consiguen. Algunos jóvenes se sienten desgraciados porque su trabajo dicen, no es lo que habían soñado o no es tan bueno como el que han conseguido compañeros suyos. Los sueldos son también muchas veces motivo de infelicidad y a pesar de ganar suficiente para llevar una vida digna, son muchos los que se lamentan de no poder tener un coche de lujo o disfrutar unas vacaciones en una isla del Caribe como hacen los ricos y por ello se clasifican en el grupo de pobres y sin felicidad a tope.

La categoría profesional es también para muchos un factor condicionante de su felicidad y algunos planifican un tipo de vida en el que quitan tiempo de aspectos fundamentales como es familia y amigos, para alcanzar la promoción que esperan o el dinero que les dará éxito y felicidad.

¿Podría la mujer de las montañas decir que lo tienen todo, salud dinero y amor, viviendo en este mundo jerarquizado en el que las diferencias sociales se han agrandado?
¿Podemos nosotros sentirnos ricos y felices desde nuestro interior?
¡Qué maravilla si así lo conseguimos!

octubre 4, 2010

DOS EN UNO

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 7:25 am
Tags: , , , , ,

Solía contar, que la frase que el sacerdote leyó en la ceremonia de su boda le influyó mucho en sus primeros años de matrimonio.

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” (Génesis 2:21-24).

Durante mucho tiempo, los abrazos, los besos y las miradas, mezcla de amor y pasión, para él y su esposa, fueron como una fusión total del uno con el otro. Eran “DOS EN UNO”

Llegaron tiempos de trabajo duro en el campo profesional y hubo que hacer mucho esfuerzo para sacar la familia adelante. Durante este tiempo, decía, tuvieron que desarrollar tareas de forma independiente e incluso atender y disfrutar de los amigos de forma separada.
Cuando llegó a sus manos la poesía de Khalil Gibran sobre el matrimonio, se sintieron identificados con el mensaje de la misma.

ENTONCES, Almitra habló otra vez:
¿Qué nos diréis sobre el matrimonio, Maestro?
Y esta fue la respuesta.

Nacisteis juntos y permaneceréis juntos para siempre.
Estaréis juntos cuando las blancas alas de la muerte esparzan vuestros días.
Y también en la memoria silenciosa de Dios estaréis juntos.
Pero dejad que crezcan espacios en vuestra cercanía.
Y dejad que los vientos del cielo libren sus danzas entre vosotros.
Amaos con devoción, pero no hagáis del amor una atadura.
Haced del amor un mar móvil entre las orillas de vuestras almas.
Llenaos uno al otro vuestras copas, pero no bebáis de una misma copa.
Compartid vuestro pan, pero no comáis del mismo trozo.
Cantad y bailad juntos y estad alegres, pero que cada uno de vosotros sea independiente.
Las cuerdas de un laúd están separadas aunque vibren con la misma música.
Dad vuestro corazón, pero no para que vuestro compañero de adueñe de él.
Porque sólo la mano de la Vida puede contener los corazones.
Y ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble

Ahora habían cambiado sus vidas otra vez, eran ancianos y volvían a ser “DOS EN UNO”. Para caminar iban cogidos del brazo para ayudarse y no perder el equilibrio. Tenían una sola memoria, ya que uno se acordaba de unas cosas y el otro de otras. Comían entre los dos, lo que antes comía uno solo. Los motivos de felicidad también se habían unificado ya que ahora la fuente más importante de alegría para ellos dos era la mirada sonriente de sus nietecitos.

mayo 17, 2010

FELIZ CUMPLEAÑOS

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 2:49 pm
Tags: , , , , ,

Anteayer estuve en una celebración de cumpleaños. Una niña y un niño, unos mellizos preciosos, que cumplían dos años. Allí estaban ellos, comiendo dulces y tratando de apagar las velas de la tarta y rodeados por el cariño de los padres, abuelos, tíos y primos.

Al verlos pensé en la imagen de dos arbolitos que empezaban a crecer. Al igual que los árboles crecen alimentándose de los nutrientes materiales del suelo con sus raíces internas y utilizan también sus ramas y hojas para crecer con la luz del sol, del aire y de la lluvia, ellos también crecerían con los alimentos materiales y la interacción con los miembros de la familia, los amigos del colegio, el trabajo y la sociedad.

Es cierto que su crecimiento tendría un entorno diferente del que hubieran tenido 60 años atrás, no solamente en cuanto a medios materiales y asistencia sanitaria, sino también en cuanto a factores sociales y espirituales en una sociedad que cambia constantemente.

Crecerían en un mundo que no acababa en los Pirineos, sino un mundo globalizado, con una nube tóxica que paraliza los aeropuertos, vertidos de petróleo que hacen peligrar los ecosistemas del mundo y una economía que dirige y controla las naciones.

Viendo a estos niños, pensé en otros muchos que pasan hambre, que no disponen de atención sanitaria, que nacen en el seno de familias rotas, sin acceso a la educación y en sociedades de países en guerra. Es cierto que los genes de los padres marcan el físico, la salud y la inteligencia de los hijos, pero verdaderamente resulta injusto que su dinero o el lugar de nacimiento condicionen de tal manera el crecimiento de un niño que se produzcan las desigualdades que existen en nuestras sociedades.

Los gobiernos proclaman en sus programas electorales que lucharán por un mundo justo y sin embargo crean desigualdades de base, que generan sociedades injustas con gente que lo tiene todo desde su nacimiento con todos los medios y todas las oportunidades para crecer y otros, a los que se les niega hasta lo más básico.

Cuando veo a alguien con una postura arrogante, altiva, llena de orgullo o hablando en tono superior, siempre pienso que no es consciente de que probablemente tuvo ventajas en la línea de salida en la carrera de la vida.

mayo 3, 2010

ME ENAMORÉ DE TU SONRISA

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 9:19 am
Tags: , , ,

Cuando te conocí en aquella primavera de hace muchos años, te vi bonita y llena de vida. Pelo oscuro, piel morena y unos ojos negros con un brillo especial. Fue tu sonrisa de lo que verdaderamente me enamoré. Una sonrisa limpia y tremendamente atractiva. Nunca había visto una sonrisa igual. Era cálida, amorosa, serena, dulce, tierna y seductora. Era elegante, sencilla, franca, mágica, entusiasta y maravillosa. Era una sonrisa que afloraba desde dentro, una sonrisa que hacía dichoso a quien la veía. En aquel momento sentí el fuerte deseo de poder mirarla de cerca toda mi vida y poder mirarme en el espejo de sus ojos.

Han pasado los años y tu sonrisa tiene un brillo mayor, fruto de madurez y felicidad. Gracias.

Estoy seguro que existe una relación directa entre la felicidad de un corazón que ama y la calidad de su sonrisa.

Sueño muchas, muchas, muchas veces. Sueño en un más allá con tu sonrisa a mi lado por toda una eternidad.

abril 12, 2010

LA EDUCACIÓN TRASCENDENTAL

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 8:14 am
Tags: , , , , , , , ,

Cuando yo era un niño mi hermana mayor me enseñó una poesía, que transcribo en parte

No me mueve, mi Dios, para quererte,
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.
…………………
Muéveme en fin, tu amor, y en tal manera
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno te temiera.

Esos eran los tres pilares de la educación: miedo al infierno, el cielo como premio y el ejemplo del amor.

En el colegio en que estudié cuando era pequeño, se nos recordaba constantemente que teníamos que ser buenos para no ir al infierno. Era una parte muy importante de las enseñanzas religiosas que recibimos. El castigo del infierno era más importante que el premio del cielo que podíamos ganar si éramos buenos.

Pasados unos años y ya de joven algunos pensábamos en el cielo como un lugar libre de las cosas malas que veíamos a nuestro alrededor. El mundo era en aquellos años, social y políticamente convulso y el cielo era como una imagen a alcanzar para el mundo ideal que soñábamos.

Pasó la niñez y la juventud y aquellos pensamientos del cielo y el infierno pasaron a un segundo plano. Para mí quedó “su amor” para moverme en este mundo.

Creo que aunque en nuestra sociedad actual, el cielo y el infierno mueve sólo a unos pocos, el amor de mucha gente va abriendo caminos en una civilización cada vez más empática.

Hay sin embargo una gran mayoría sin el menor sentido de transcendencia. Diferentes componentes materiales, han dado un tinte especial a aquellos móviles trascendentales y su resultado es gente que sólo se mueve en función de intereses que repercuten en beneficios materiales para su persona. El cielo es ahora para muchos algo que se puede alcanzar con dinero. Con dinero, ellos piensan que pueden incluso comprar salud y amor cuando les falte.

Es probable que sea necesaria una educación trascendental para lograr un mundo de paz y armonía. Sin un sentido de trascendencia, los actos carecen de importancia y es por eso que vemos a diario, conductas relacionadas con sexo, dinero o poder que solamente se pueden explicar si los protagonistas carecen del sentido trascendental de sus actos.

Una educación trascendental no solamente en las escuelas sino también por parte de los gobiernos y medios de comunicación, es totalmente necesaria. Encontrar un sentido a la existencia es una realidad primaria, es la característica más original del ser humano. El hombre necesita experimentar que su vida forma parte de una misión más grande que trascienda el tiempo y el espacio. Sentir que la vida forma parte de esos proyectos, genera actitudes generosas y ese amor une a los hombres. Los proyectos sin el sentido de trascendencia que solamente benefician materialmente, crean seres egoísta y sin solidaridad que fragmentan al mundo.

marzo 19, 2010

GRACIAS POR TU AMOR

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 7:06 pm
Tags: , , ,

Nos ayudaste cuando yo y mi esposa estábamos desbordados de trabajo. Cuidaste por las mañanas de nuestros hijos, durante unos años, cuando eran pequeños y lo hiciste como una madre.

Hoy hemos ido a verte a una residencia de la tercera edad donde has decidido ir libremente para liberar a tus hijos de la responsabilidad de que estuvieras sola en casa.

Estabas alegre, con los ojos llenos de vida e ilusión. Al despedirnos nos dijiste que eras feliz, que no tenías ningún remordimiento de conciencia y tenías el sentimiento de haber actuado con amor toda tu vida y era verdad. Gracias de todo corazón. Conocer a personas como tú es un elixir para mantener la esperanza en este mundo y en esta sociedad que a veces nos la quita.

Quiero que esta noche de fallas en las hogueras se quemen los egoísmos y los vicios y quede como ejemplo tu amor y el de otras personas que como tú cuidan de niños y ancianos con actitud generosa y aunque son poco consideradas en esta sociedad, hacen que este mundo pueda ser habitable.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.