Hombre de a pie

diciembre 10, 2010

PRINCIPIO DE IRRETROACTIVIDAD

La retroactividad de las leyes implica que su aplicación no sólo sea sobre hechos futuros sino que también pueda aplicarse a hechos anteriores a su promulgación. Sin embargo, dicha posibilidad se contempla solamente en casos que no puedan perjudicar los intereses de los imputados. Este principio de irretroactividad, que busca proteger a los ciudadanos induce en algunas ocasiones la generación de hechos que no son siempre deseables. Citaremos dos casos:

El pasado 4 de noviembre, María Teresa Fernández de la Vega tomó posesión como miembro permanente del Consejo de Estado. En términos económicos esta designación le supondrá ingresar 142.367 euros anuales como resultado de dos sueldos (83.578 euros como miembro del Consejo de Estado y 58.789 euros como indemnización por haber cesado en el cargo como vicepresidenta del Gobierno
María Teresa Fernández de la Vega tiene 61 años y en caso de que dentro de cuatro años se jubilara, no cobraría la máxima pensión que es 34.526 euros. Esta cantidad sería menos de la mitad de lo la ex ministra percibirá en su jubilación como consecuencia de su nombramiento en el órgano consultivo del Gobierno. Resulta un contraste, que María Teresa de la Vega que atendiendo a los malos tiempos económicos bajó el sueldo de los funcionarios y congeló las pensiones, reciba en su persona estos favores.

Es también interesante resaltar el decreto-ley de reordenación del sector público que aprobó el Gobierno andaluz el pasado 27 de julio y que ha desencadenado protestas y manifestaciones entre los funcionarios públicos, que exigen a la Junta la derogación del nuevo decreto ley, dado que la norma favorece la “contratación a dedo” y el “enchufismo”.
El Gobierno andaluz acordó el pasado 29 de octubre con UGT y CCOO (sindicatos minoritarios con un 12,27% y 17,27% de representatividad respectivamente) dar el visto bueno al decreto, dejando al margen al resto de sindicatos con representación en la Mesa de la Administración General, Los sindicatos mayoritarios en la Mesa de la Administración General, CSIF (27,27%), SAFJA (22,73% y USTEA (19,55%) han realizado protestas masivas contra el decreto de reordenación e intentan que no se aplique la Administración paralela planificada por la Junta de Andalucía por la que 20.000 personas (personal laboral) entrarían como funcionarios sin oposición, ni examen.

El principio de irretroactividad, hará imposible que María Teresa Fernández de la Vega deje de disfrutar de sus dos sueldos o de la pensión de jubilación (mayor del doble que la máxima) y que los 20.000 trabajadores, si son habilitados como funcionarios sin oposición, ni examen, pierdan su categoría.

Este nombramiento y este decreto hacen pensar que se ven amenazas de un final próximo y se actúa a semejanza del administrador infiel de la parábola de JESÚS.

Anuncios

diciembre 31, 2009

TOPE A LAS PÉRDIDAS Y TOPE A LAS GANANCIAS

En un libro de Dale Carnegie se decía que una regla en nuestras vidas debía ser “poner tope a las pérdidas”. Como ejemplo de pérdidas, mencionaba las inversiones en bolsa, las preocupaciones y los resentimientos. Decía el autor, que había que vender rápidamente unas acciones que alguien había comprado cuando éstas bajaban su valor en un 10% y que a las preocupaciones y resentimientos había que darles un plazo breve en nuestra mente para tener una vida feliz.

El gobierno de España y los españoles deberíamos hacer uso de esta regla.

Otra regla necesaria que habría que aplicar en nuestro país después de la experiencia de este “annus horribilis”  sería poner “tope a las ganancias”.

El capitalismo liberal y salvaje que avanza a pasos agigantados en España, está causando graves problemas. Las ganancias excesivas, sin un control por la ley, y un afán de lucro cada vez mayor,  ha llevado a un desequilibrio en la balanza social.

Es realmente difícil poner topes a pérdidas y ganancias cuando el ciudadano del siglo XXI siente “la libertad” como un logro irrenunciable. Es cierto que es difícil poner topes, pero no por ello no tienen que ponerse. Esta falta de límites perjudica siempre y en mayor grado al ciudadano de a pie.

El no respetar los límites en la zona de pesca por parte del Alakrana,  ha supuesto por ejemplo, un coste elevado en el plano económico y un gasto enorme de tiempo de los políticos, que mientras pensaba en el problema de los piratas, no trabajaban en los problemas del paro y de la educación. Faltó un tope a las posibles pérdidas de faenar en esas aguas.

La falta del límite en los sueldos pensiones y beneficios, de banqueros, políticos, controladores de vuelo, jugadores de fútbol, y un largo etc.  está siendo problemática y sin solución por el momento. El gobierno no puede recortar o subir los impuestos a los que ganan mucho y encuentra la solución fácil de subir los impuestos a los que ganan poco. Las diferencias entre pobres y ricos se hacen así cada vez más grandes y el clima de malestar frente a la clase política se refleja en las encuestas del CIS. Falta un tope a esas ganancias injustas.

Una legislación que evitara la miseria en la parte más desfavorecida de la sociedad y la opulencia en las clases económicamente dominantes, favorecería un mundo más justo y humano. Si la corrupción que permite el enriquecimiento se enfrentara a nuevos órganos de control, los corruptos al no poder robar, posiblemente pusieran su mirada en la investigación y la educación como única vía de crecer y acallar esa necesidad de sentirse grandes e importantes. ¿Se imaginan ustedes un mundo así? Duerman esta noche con ese sueño.


Blog de WordPress.com.