Hombre de a pie

mayo 10, 2010

RESUCITAR CINCO DÍAS

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 4:51 pm
Tags: , , , , ,

El primer sentimiento deseando que alguien resucitara lo tuve con mi abuelo materno, mi abuelo Juan. Hubiera querido que estuviera a mi lado dos días señalados,el día de mi boda para que disfrutara de un día muy feliz y el día del nacimiento de mi primer hijo para que pudiera tener en sus brazos aquella niña preciosa. El mismo sentimiento lo he tenido más tarde en las celebraciones de Navidad y fiestas de cumpleaños, con mis padres y los padres de mi esposa, a los que quise mucho. .

Veía tan buena la idea de resucitar, que me puse a soñar. Pensé que lo ideal sería resucitar cinco días. Cada uno podría reservar cinco días de su vida, para luego volver lleno de esplendor sin enfermedades ni disminuciones físicas. El proyecto era fantástico, pero era necesario, primero, tener ganas de reservarse esos cinco días para volver y segundo, que los que te recibieran estuvieran deseosos de esa vuelta. También cabía la posibilidad de volver para hacer algo que quedó inacabado, volver para hacer algo que nos hubiera gustado hacer y no pudimos.

En el caso de que uno quisiera volver y los que le recibieran lo desearan podría ocurrir que el resucitado quedará encantado del retorno al primer día y deseara de todo corazón resucitar los otros cuatro días para cuatro nuevos encuentros. Podría ocurrir también que la vuelta fuera frustrante y desalentadora. Podría ocurrir que el que volviera no comprendiera el mundo con el que se encontraba, con personas y sentimientos completamente diferentes, con descendientes o amigos con vidas que no podía comprender y no quisiera utilizar sus otros cuatro días.

En ese retorno uno podría pedir perdón por las cosas que hizo mal y no llegó a darse cuenta antes de su partida o podría ocurrir que los que le recibieran quisieran contarle cosas que no le pudieron comunicar en aquellos últimos años de enfermedad o pérdida de memoria o pedirle perdón por la falta de paciencia que tuvieron con él en aquellos últimos años. En ese retorno uno podría decir la palabra amable que nunca supo dar, ofrecer la sonrisa que no se atrevió a regalar y tender la mano y abrir los brazos para dar y recibir el amor de la gente. Podría coger en brazos a sus nietos y biznietos, expresión de sus genes, y darles lo mejor de su mirada para que aquellos pequeños no erraran en sus elecciones en el camino de sus vidas.

Yo he deseado y deseo esos cinco días con mis seres queridos.

El planteamiento para el futuro ha de hacerlo personalmente cada uno de forma individual y muy conscientemente. Ha de preguntarse:
¿Quiero yo volver? ¿Desearán ellos que vuelva?

Anuncios

mayo 3, 2010

ME ENAMORÉ DE TU SONRISA

Filed under: Opiniones — hombredeapie @ 9:19 am
Tags: , , ,

Cuando te conocí en aquella primavera de hace muchos años, te vi bonita y llena de vida. Pelo oscuro, piel morena y unos ojos negros con un brillo especial. Fue tu sonrisa de lo que verdaderamente me enamoré. Una sonrisa limpia y tremendamente atractiva. Nunca había visto una sonrisa igual. Era cálida, amorosa, serena, dulce, tierna y seductora. Era elegante, sencilla, franca, mágica, entusiasta y maravillosa. Era una sonrisa que afloraba desde dentro, una sonrisa que hacía dichoso a quien la veía. En aquel momento sentí el fuerte deseo de poder mirarla de cerca toda mi vida y poder mirarme en el espejo de sus ojos.

Han pasado los años y tu sonrisa tiene un brillo mayor, fruto de madurez y felicidad. Gracias.

Estoy seguro que existe una relación directa entre la felicidad de un corazón que ama y la calidad de su sonrisa.

Sueño muchas, muchas, muchas veces. Sueño en un más allá con tu sonrisa a mi lado por toda una eternidad.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.